webleads-tracker

¿Cómo hacer buenos tutoriales?
Marketing: video, subtitulado y traducción

¿Cómo hacer buenos tutoriales?

Comment faire de bons tutoriels ?

 

¿Cómo hacer buenos tutoriales?

Hoy en día, con los miles y miles de vídeos tutoriales disponibles, se pueden aprender nuevas disciplinas o adquirir habilidades según convenga. Pero justamente ante la gran variedad de opciones, se hace difícil encontrar buenos tutoriales.

Por ello, si eres un productor de contenidos, estos consejos que hoy compartimos te serán de utilidad. Nos enfocaremos en explicar cómo hacer un buen tutorial y transmitir fácilmente tus conocimientos.

Cómo hacer un buen tutorial: la historia de los tutoriales

Lo primero a considerar es los tipos de tutoriales que existen en la actualidad.Tenemos los de vídeo (filmados o animados) y los escritos.

Por otro lado, viene bien recordar que es un tutorial. Se trata de es una guía práctica que ayuda al usuario principiante a formarse de forma independiente sobre un software, un lenguaje de programación, un producto, un contenido educativo…

Su aplicación ha alcanzado diferentes actividades como la fotografía, bricolaje, jardinería, tecnología, belleza y, más recientemente, disciplinas relacionadas con el desarrollo personal y la educación. En resumen, el tutorial es una herramienta pedagógica que permite al receptor aprender a través de documentos de texto, imágenes dinámicas, vídeos… paso a paso respetando las instrucciones. Su objetivo es que cada participante sea capaz de lograr un resultado concreto tras la lección. Es por ello que no es un curso simple.

Además, un tutorial puede ser creado directamente por una marca para explicar a los consumidores los principios y el funcionamiento de sus productos o servicios o por un individuo en particular.

Hacer un buen tutorial: tutoriales escritos

En primer lugar, hablemos de los tutoriales escritos. En este formato, la elección del contenido, las palabras y el estilo son muy importantes. Por ejemplo, se puede crear un tutorial en formato PDF, Word, Power Point… Ahora bien, no siempre es fácil transmitir los conocimientos.

¿Cómo escribir un buen tutorial, guía? En primer lugar, es importante tener en cuenta la motivación del alumno. Antes de comenzar el tutorial, el lector debe estar motivado por lo que va a aprender. Hágale saber desde el principio lo que finalmente será capaz de lograr por mismo gracias al tutorial práctico. ¡Se trata de fungir como instructor!

Para un tutorial, te aconsejamos entonces que empieces por algo que el lector conozca y gradualmente lo lleves a lo que quiere aprender. De esta manera, siempre puede aferrarse a algo familiar y con ello aprender más fácil. Esto implica conocer a tu audiencia y los requisitos previos necesarios para seguir el tutorial. De hecho, el tutorial no será el mismo si se dirige a estudiantes de doctorado o a adultos aficionados a las clases nocturnas.

Dicho esto, es importante que siempre compruebes la información a transmitir antes de pasar a la redacción y publicación. También debe ser legible, sencillo y claro. Idealmente, el objetivo es que sea comprensible para todas las edades y públicos. En el caso de necesitar usar términos técnicos, considera hacer notas a pie de página o referirte a un glosario de consulta. Además, no olvides incluir imágenes en el tutorial escrito. Esto le permite al lector visualizar la acción descrita y mantenerse enfocado en lo esencial. La gran ventaja de la escritura es que es fácilmente compartida y accesible a todo tipo de público.

Hacer un buen tutorial: tutoriales en vídeo

Según definitions-marketing.com, un vídeo tutorial es una “secuencia de vídeo de unos minutos que ofrece consejos prácticos sobre un tipo de producto (maquillaje, juegos, softwares, etc.) o a una marca en particular”.

Los tutoriales en vídeo se suelen publicar en plataformas como YouTube, Dailymotion, Vimeo o redes sociales. Son más dinámicos y visualmente impactantes. Son particularmente populares en los campos de la belleza, la informática y el bricolaje.

Cuando los tutoriales en vídeo son creados por las marcas, pueden cumplir varios objetivos: posicionarse como expertos, ayudar en las ventas, dar visibilidad a su marca, mejorar la experiencia del usuario o fidelizarlo.

Igualmente, un vídeo tutorial está diseñado para un público objetivo. La otra ventaja es la practicidad del vídeo. De hecho, hoy en día la gente está cansada, estresada, quiere encontrar una solución rápida y ya no tiene tiempo para leer los artículos. Como resultado, ¡están viendo más y más vídeos!

Si haces vídeo tutoriales es importante que sepas cómo se habla frente a la pantalla. Te sugerimos que te comportes como un amigo que explica cómo usar una herramienta o software. Tenga un discurso amigable, y luego acompaña tu vídeo con títulos atractivos que proporcionen ¡soluciones directas! Un tutorial es ante todo un formato de ayuda. Para tu comodidad, también puedes utilizar etiquetas de título para tus vídeos.

Hacer un buen tutorial: una experiencia completa

Finalmente, como habrás notado, el “cómo hacer” un buen tutorial puede ser apoyado por ciertas herramientas. ¿Has pensado en una que te permita en ir más rápido y tener mayor alcance?

Authôt es el especialista en la transcripción automática de voz. Así, gracias a su tecnología de reconocimiento automático de voz, puedes convertir un vídeo en texto rápidamente y exportarlo en .srt (subtítulos) para añadirlo a un vídeo tutorial. Y también tiene la exportación.txt que te permite tener el texto para luego, por ejemplo, crear un artículo o mini guía. Así obtienes gracias a la aplicación Authôt un completo tutorial accesible a todos.

En resumen, hacer un buen tutorial texto o audio requiere paciencia y un mínimo de experiencia. Aquí te hemos dado algunos consejos básicos y herramientas para que inicies. Comienza hoy y usa las herramientas que te ayudarán a crear tutoriales buenos y más rápido.

Prueba Authôt

 

Authôt. Usted habla. Nosotros escribimos.

5.00 avg. rating (97% score) - 1 vote
Related Posts
1 Compartir
Twittear
Compartir
Compartir